Los sellos (o estampillas, como suelen denominarse en la América latina) han sido siempre, desde que el Ministerio del Tesoro de Gran Bretaña emitió la primera viñeta postal adhesiva (el famoso penny black con la silueta de la reina Victoria) el 6 de mayo de 1840, además de elementos de franqueo –es decir, tasas para el pago previo de los envíos postales­– pequeños soportes de propaganda que, poco a poco, se irían coleccionando. El coleccionismo de sellos postales se denomina filatelia (palabra formada por los términos griegos philosλος ‘amante’] y ateles [τλος ‘pago previo’] desde que el francés Georges Herpin empleó por primera vez este concepto en un artículo publicado el 15 de noviembre de 1864 en la revista parisina Le collectionneur de Timbres Poste.

Aunque al principio en los sellos postales se utilizaron sobre todo efigies de emperadores, reyes y gobernantes, o bien símbolos nacionales, las imágenes representadas en esas viñetas fueron evolucionando y pronto dieron paso a conmemoraciones de acontecimientos históricos, y también a temas culturales de todo tipo: retratos de artistas, escritores, músicos…, reproducciones de obras de arte, monumentos y edificios significativos, etc.

Este blog pretende recoger sellos relacionados con el ámbito cultural en un sentido amplio pero al mismo tiempo exclusivo, en el sentido de que se centrará básicamente en la cultura humanística (recogerá, pues, sólo excepcionalmente la cultura científica y el deporte, por ejemplo), ofreciendo al mismo tiempo datos concisos sobre lo que se representa en las viñetas postales y enlaces útiles para quienes deseen ampliar esa información.

Cualquier aclaración, corrección o comentario útil para enriquecer y perfeccionar este espacio virtual se agradecerá y será bienvenido.

30 de marzo de 2018

103. – Martin BUBER


(Viena, Imperio austrohúngaro, 8 de febrero de 1878 - Jerusalén, Israel, 13 de junio de 1965)

Sello emitido por el servicio postal de la República Federal de Alemania 
el 16 de febrero 1978, para conmemorar el centenario del nacimiento de Buber. 
(Valor facial: 0,50 marcos)


Sello dedicado a Martin Buber emitido por el Correo 
del Estado de Israel el 18 de abril de 1999. 
(Valor facial: 90 shékels)


El pensador y ensayista austriaco-israelí Martin Buber (מרטין בובר en hebreo), conocido como “el filósofo del diálogo”, nació en el seno de una familia de judíos ortodoxos de Viena, pero al divorciarse sus padres quedó al cuidado de sus abuelos paternos en Lemberg (la actual Lviv, en Ucrania, que pertenecía entonces al Imperio austrohúngaro), donde pasó gran parte de su infancia. Sus lenguas maternas eran el yídish y el alemán, pero aprendió pronto el francés y el hebreo, y más tarde el polaco, que era la lengua hablada en la ciudad.

En 1896 fue enviado a Viena para estudiar filosofía, filología germánica e historia del arte. Allí se unió al movimiento sionista, en el que se mostró muy activo, y en 1899 se encontraba estudiando en Zúrich, donde conoció a la que sería su esposa, Paula Winkler.

En 1902 contribuyó a la fundación de la Editorial Judía. Al año siguiente, sin embargo, redescubrió el judaísmo jasídicose fue alejando del movimiento sionista y se consagró a la redacción de su tesis, Beiträge zur Geschichte des Individuationsproblems (‘Contribuciones a la historia del problema de la individualización’), que publicó en 1904. También tradujo al alemán varias obras importantes del jasidismo.

En 1906 publicó un ensayo sobre el rabino Najman de Breslavuna de las figuras más importantes del movimiento jasídico, y en 1908 estuvo entre los fundadores del Sozialistischer Bund (‘Liga Socialista’), un movimiento político que permanecería vigente hasta 1931.

En 1916 fundó en Berlín, con Salman Schocken, el periódico mensual Der Jude (‘El Judío’), que se publicó hasta 1928. El mismo año abandonó la capital alemana y se retiró a las montañas de Heppenheim, donde escribió el ensayo filosófico Ich und Du (‘Yo y tú’), su obra más importante, y colaboró con Franz Rosenzweig en la traducción al alemán de la Torá, texto fundamental del judaísmo.

Entre 1924 y 1933 fue profesor de estudios religiosos judíos y ética en la Universidad de Fráncfort del Meno, actividad que abandonó al acceder Hitler al poder. Durante los años siguientes se implicó en la educación de adultos judíos con el fin de fortalecer su identidad ante los peligros que acechaban a la comunidad, hasta que en 1935 fue marginado por el nuevo régimen, que le prohibió hablar en público. En 1938 huyó de Alemania y se estableció en Palestina.

Hasta 1951 fue profesor de antropología y sociología en la Universidad Hebrea de Jerusalén y empezó a relacionarse con varios intelectuales judíos europeos, en especial con Felix Weltsch, Max Brod, Jaim Weizmann y Hugo Bergmann.

En 1955 participó en la fundación, en Jerusalén, del Instituto Leo Baeck, impulsado también por Hanna ArendtGershom Scholem y otros intelectuales para preservar la historia y la cultura de los judíos de habla alemana, que luego abriría centros en Nueva York, Berlín y Londres. Al mismo tiempo promovió el acercamiento y la convivencia entre judíos y árabes palestinos.

Entre las obras filosóficas de Buber destacan, además de la mencionada Ich und Du, Das Problem des Menschen (‘El problema del hombre’, 1948, traducido al castellano como ¿Qué es el hombre?), Gog und Magog (‘Gog y Magog, 1949), Zwei Glaubensweisen (‘Dos creencias’, 1950), Pfade in Utopia (‘Caminos en Utopía’, 1950), Juden, Palästina und Araber (‘Judíos, Palestina y árabes’, 1961), Gottesfinsternis. Betrachtungen zur Beziehung zwischen Religion und Philosophie (‘Eclipse de Dios. Reflexiones sobre la relación entre religión y filosofía’, 1953), Der Jude und sein Judentum (‘El judío y su judaísmo’, 1965) y la recopilación de ensayos Das dialogische Prinzip (‘El principio dialógico’, publicada póstumamente en 1973).

El año 2000 se fundó la Martin-Buber-Gesellschaft (Sociedad Martin Buber) para profundizar en el conocimiento y la comprensión de su obra y difundir su personalidad y su trabajo. La Universidad Hebrea de Jerusalén, por su parte, estableció la Martin Buber Society of Fellows in the Humanities, con dotación para becas de investigación.


Enlaces de interés

- “Martin Buber” (Biografías y Vidas. En español).
- H. Banse: “Una vita in dialogo. A colloquio con Martin Buber” (nostreradici.it, 2003. En italiano).
- E. J. Beltrán Ulate: “Un acercamiento a la concepción buberiana: ‘Eclipse de Dios’” (Persona. Revista Iberoamericana de Personalismo Comunitario, nº. 21, año VII, diciembre 2012. En español).
- R. Echeverría: “Más allá de la filosofía del diálogo de Martin Buber” (FICOP, 2017. En español).
- J. Imwolde & S. Maurmair: “Martin Buber 1878-1965” (LEMO, 14.9.2014. Cronología, en alemán).
- M. Leyra Curia: “Martin Buber y el diálogo entre cristianos y judíos” (Religión Confidencial, 11.2.2016. En español).
- I. Rodríguez: “Martin Buber, el filosofo del dialogo” (Universitat de València. En español). 
- M. K. Smith: “Martin Buber on education” (The encyclopedia of informal education, 2009. En inglés).
- J. M. Torregrosa Sanchis: “La teoria del dialogo en Martin Buber” (Universidad de Navarra. En español).
- K. Yaron: “Martin Buber (1878-1965)” (Perspectives, UNESCO, París. Vol. XXIII, 1-2, 1993. En francès).
- M. Zank & Z. Braiterman: “Martin Buber” (Stanford Encyclopedia of Philosophy, 2014. En inglés).


Bibliografía

- D. Avnon: Martin Buber. The hidden dialogue. Rownman and Litterfield, Lanham, 1998.
- D. Bourel: Martin Buber: Sentinelle de l'humanité. Albin Michel, París, 2015.
- M. Catanne: A Bibliography of Martin Buber's Works (1895–1957). Bialik Institute, Jerusalén, 1961.
- A. Cohen: The Educational Philosophy of Martin Buber. Fairleigh Dickinson Press, Rutherford, N.J., 1983.
- M. Friedman: Encounter on the Narrow Ridge. A life of Martin Buber. Paragon House, Nueva York, 1993.
- M. Friedman: Martin Buber: The Life of Dialogue. Routledge, Londres, 1955.
- A. Hodes: Encounter with Martin Buber. Allen Lane / Penguin, Londres, 1972.
- G. Schaeder: The Hebrew Humanism of Martin Buber. Wayne State University Press, 1973.
- G. G. Schmidt: Martin Buber’s Formative Years. From German culture to Jewish renewal, 1897-1909. University of Alabama Press, 1996.
- P. Stöger: Martin Buber. Eine Einführung in Leben und Werk. Tyrolia, Innsbruck, 2003.
- P. Vermes: Buber. Peter Halban, Londres, 1988.
- S. Wolf: Martin Buber zur Einführung. Junius, Hamburgo, 1992.

6 de enero de 2018

102. – UNIVERSITÀ DEGLI STUDI DI CATANIA, Italia

Sello dedicado a la Universidad de Catania, emitido 
por el correo italiano el 5 de noviembre de 1990. 
(Valor facial: 750 liras)

Fundada en 1434, la Universidad de Catania (que fue conocida anteriormente como Siciliae Studium Generale y Siculorum Gymnasium) es la más antigua de Sicilia y una de las treinta más antiguas del mundo. La tradición dice que su primer antecedente fue una Academia establecida en el siglo V antes de nuestra era por Carondasun legislador griego nacido precisamente en Catane (Κατάνη), la actual Catania, el cual había sido discípulo de Pitágoras.

Su creación parte de una propuesta presentada el 19 de octubre de 1434 –considerada la fecha de su fundación– al rey aragonés Alfonso el Magnánimo (que era también rey de Sicilia con el nombre de Alfonso I), quien solicitó la venia del papa Eugenio IV, el cual ordenó su constitución, mediante una bula pontificia, el 12 de abril de 1444.

En un principio el Estudio General fue autorizado para enseñar teología, derecho civil, canónico y feudal, medicina y cirugía, filosofía, lógica, matemáticas y artes liberales, así como instituciones romanas (es decir, historia de la antigua Roma). El virrey de Sicilia Lope III Ximénez de Urrea permitió que se impartieran las primeras lecciones a finales del año 1445.

Fue también la primera universidad siciliana autorizada para conceder títulos académicos, por lo que hasta 1548 (cuando se fundó el Estudio de Mesina) debían someterse a ella los alumnos de otros centros educativos de Sicilia.

El año 1684 la sede de la universidad se estableció en el edificio de lo que había sido hasta entonces Hospital de San Marcos, pero en 1693 un terremoto lo destruyó y las clases se repartieron entre distintas sedes. En 1696 se iniciaron las obras del nuevo edificio sobre las ruinas del antiguo: ese edificio, declarado histórico, es el que ocupa actualmente el Rectorado.

A finales del siglo XVII se convirtió en una de las universidades más reputadas del imperio Español (del que Sicilia todavía formaba parte), rivalizando con las de Alcalá, Salamanca y Valladolid. Cuando a principios del siglo XIX la isla cambió de manos y se constituyó el reino borbónico de las Dos Sicilias, el centro educativo pasó por diversas vicisitudes y empezó su decadencia, hasta que tras la unificación de Italia se restableció cierto orden en el caos al que se había llegado y, entre otras cosas, se democratizó la elección del Rector.

El resurgimiento definitivo de la universidad no se produjo hasta finales del siglo XIX y principios del XX, cuando se reforzaron las ciencias y las letras con profesores de prestigio. Más tarde, entre las décadas de 1950 y 1990 se crearon nuevas facultades, distribuidas en otros edificios, y aumentó considerablemente el número de alumnos. En la actualidad el centro universitario cuenta con dieciocho departamentos, en los que se imparte casi medio centenar de disciplinas. Dispone, además, de diez centros de investigación. También tiene sedes en las ciudades de Siracusa y Ragusa.


Enlaces de interés

- “La nostra storia” (Università degli Studi di Catania. En italiano).
- “La storia dell’Ateneo” (unict.it. En italiano).
- “L'Università a Catania - Sei secoli di storia” (RAI / YouTube. Vídeo, en italiano).
- “Museo di archeologia dell'Università di Catania” (Wikipedia. En italiano).
- “Università degli Studi di Catania” (web oficial, en italiano).
- “Zammù multimedia - Università di Catania” (programa multimedia de la universidad. En italiano).
- G. Bartolo, C. Brullo, S. Pulvurenti: “L’Orto Siculo dell’Università di Catania. Da Tornabene a oggi: progetto scientifico e realizzazioni concrete” (Museologia Scientifica, nuova serie, 4, 2010. En italiano e inglés).
- S. Consoli: “Il ‘nuovo’ archivio storico dell’Università degli Studi di Catania” (Annali di storia delle università italiane, vol. 7, 2003. En italiano).
- M. Marino: “Breve storia delle cattedre di Analisi matematica dell’Università di Catania nei 150 anni dell’Italia Unitaria” (Bollettino dell’Accademia Gioenia di Scienze Naturali, Catania, Vol. 46, núm. 376, 2013, pp. 91-105. En italiano).
- D. Ventura: “Alle origini della Facoltà di Economia di Catania” (Annali di storia delle università italiane, vol. 13, 2009. En italiano).


Bibliografía

- V. Casagrandi Orsini: L'archivio della Regia Università di Catania. Storia, ordinamento, indici. Galàtola, Catania, 1897.
- M. Catalano & al.: Storia della Università di Catania dalle origini ai giorni nostri. Zuccarello & Izzi, Catania, 1934.
- A. Coco (Ed.): La Facoltà di Medicina e l'Università di Catania. Giunti, Florencia, 2000.
- G. Giarrizzo: Siciliae Studium Generale. I suoi luoghi, la sua storia. Maimone, Catania, 1990.
- F. Tornabene: Hortus Botanicus Regiae Universitatis Studiorum Catinae. Tipografia Galati, Catania, 1887.
- G. Zito (Ed.): Insegnamenti e professioni. L'Università di Catania e le città di Sicilia. Tringale, Catania, 1990.

29 de diciembre de 2017

101. – Frans MASEREEL

(Blankenberge, Flandes, 30 de julio de 1889 – Aviñon, Francia, 3 de enero de 1972)

Sello dedicado a Frans Masereel, emitido por el correo de Bélgica el 21 de octubre de 1972. 
(Valor facial: 4,50 francos belgas)

El grabador e ilustrador belga Frans Masereel nació en el seno de una familia burguesa adinerada que se estableció en Gante en 1894. A finales del mismo año murió su padre, y en 1897 su madre se casó en segundas nupcias con Louis Lava, un flamenco francófono librepensador cuyo pensamiento influiría notablemente en el del muchacho.

Al terminar los estudios secundarios, Frans se inscribió en el Ateneo Real de Gante, donde demostró sus dotes como dibujante. En 1906 ingresó en la Escuela de Artes Urbanas para Jóvenes de la misma ciudad: allí aprendió tipografía y la técnica de la litografía, especialidad que luego convirtió en la esencia de su arte. Paralelamente completó su formación en la Academia de Bellas Artes de Gante.

En 1909 viajó por primera vez a París, y visitó también Inglaterra y Alemania. Al año siguiente fue a Túnez con su futura esposa, Pauline Imhoff, y en 1911 se estableció con ella en París, donde conoció al anarquista y pacifista belga Henri Guilbeaux. Se relacionó también con algunos escritores, sobre todo con el austriaco Stefan Zweig, que se convirtió en uno de sus mejores amigos. En aquella época se familiarizó con el grabado en madera y se entusiasmó con la obra de los grabadores medievales, que aparecía en numerosos incunables, y en especial con la de Durero.

La primera guerra mundial y sus horrores lo convirtieron en un convencido pacifista y humanista; esos compromisos caracterizaron su pensamiento, su vida y su obra a partir de entonces. Colaboró en el proyecto artístico La Grande Guerre e ilustró la novela La Belgique envahie de Roland de Marès, publicada en 1915. Aquel mismo año se estableció en Ginebra, donde se había refugiado Guilbeaux, y permaneció en aquella ciudad suiza hasta 1921 trabajando como traductor voluntario para el Comité Internacional de la Cruz Roja y colaborando como ilustrador en varias publicaciones anarquistas. Allí conoció a Romain Rolland, quien reforzó sus ideas pacifistas.

El 1917 publicó sus primeras series de grabados, Debout les morts y Les morts parlent, que obtuvieron un gran éxito y le dieron renombre internacional, y al año siguiente expuso su obra en Zúrich. Continuó realizando grabados e ilustró obras de Émile Zola, Thomas Mann y Stefan Zweig.

En 1918, terminada la guerra, fundó, con el escritor René Arcos, las Éditions du Sablier, donde publicó su obra Le Soleil (1919). En 1921 publicaría en Múnich Mon livre d'heures, con un prólogo de Thomas Mann, obra de la que llegaron a editarse 15.000 ejemplares. Volvió a establecerse en París y en los años siguientes presentó varias exposiciones, ilustró otros libros (de Erasmo de Róterdam, Victor Hugo, Oscar Wilde, Walt Whitman y Lev Tolstói, entre ellos) y continuó colaborando en publicaciones libertarias y antifascistas. En 1925 vio la luz en Francia y Alemania una de sus obras más divulgadas: La ville / Die Stadt. Sus creaciones artísticas se popularizaron, se editaron incluso en China, y en 1935 fue recibido calurosamente en la Unión Soviética.

En 1933, cuando los nazis llegaron al poder en Alemania, prohibieron la difusión de sus trabajos y retiraron los que estaban expuestos en los museos. En 1940, tras el establecimiento del régimen de Vichy, huyó de París y se refugió primeramente en Aviñón, y luego en Monflanquin, intentando sin éxito embarcarse para Sudamérica.

Después de la guerra, en 1949, residió en Niza, donde reemprendió su trabajo. Fue premiado en la Bienal de Venecia de 1951, y entre 1952 y 1954 colaboró con Picasso. Bélgica, donde no había podido regresar por haber sido declarado prófugo al negarse a hacer el servicio militar, lo rehabilitó y lo nombró miembro de la Academia Real de Ciencias, Letras y Bellas Artes.

En 1969, tras la muerte de Pauline, se estableció definitivamente en Aviñón con su segunda esposa, Laure Malclès, natural de aquella ciudad. Al morir, su cuerpo fue repatriado a Bélgica y su funeral se celebró con grandes honores en el Museo de Bellas Artes de Gante. Está enterrado en el cementerio de Sint-Amandsberg.


Enlaces de interés

- [Tres artículos] (La Biblia de los pobres. Abril a junio de 2012. En español).

- “El expresionismo de Frans Masereel” (hoyesarte. En español).
- “Grabado” (Pinterest. Reproducciones de numerosas obras suyas). 
- T. Arciniegas: “Frans Masereel (1889-1970)” (Biografías, 23.4.2012. En español).
- M. Carreras Duro: La ciudad de Frans Masereel” (Ángulo Recto, Universidad Complutense, Madrid, vol. 4, núm. 2, 2012, pp. 193.195. En español).
- Th. Ganzevoort: “Frans Masereel and ‘The City’” (ineedartandcoffee, 4.3.2011. En inglés).
- S. A. Golberg: “Picture Books” (The Smart Set, Drexel University, Filadelfia, 2.10.2015. En inglés).
- C. J. González Serrano: Mi libro de horas, Frans Masareel” (Tarántula, 13.4.2013. En español).
- S. Kleefeld: “Frans Mesereeel” (Kleefeld on Comics, 26.1.2013. En inglés).
- V. León: “‘No hay mejor color que el negro’ de Frans Masereel” (El País, Madrid, 5.3.2014. En español).
- M. Morley: “Is Frans Masereel’s The City the First Graphic Novel?” (Eye of Design, Nueva York, 11.5.2017. En inglés).
- Ch. Siebert: “Letter of Recommendation: Frans Masereel’s ‘The City’” (The New York Times Magazine, 1.5.2015. En inglés).
- A. Zabalbeascoa: “Leer la ciudad” (El País, Madrid, 23.3.2012. Con reproducciones de obras. En español).


Bibliografía


- Frans Masareel. L’œuvre gravée. Maison de la Française, París, 1958. 32 pp.
- R. Avermaete: Frans Masereel: Bibliography and catalogue. Rizzoli, Nueva York, 1977.
- C. Lanier: Frans Masereel: A Thousand Words”, en The Comics Journal, 208 (11.1998), pp. 109-117.
- F. Masareel: Clef des Songes. Trente bois originaux suivis d'un répertoire de l'oeuvre gravé de l'auteur. Les Écrivains Réunis, París, 1950.
- F. Masareel: L’œuvre. Pierre Vorms, París, 1925.
- L. Lebeer: Frans Masareel. De Sikkel, Amberes, 1950.

26 de diciembre de 2017

100. – Henri TROYAT

(Moscú, Imperio ruso, 1 de noviembre de 1911 – París, 2 de marzo de 2007)

Sello dedicado a Henri Troyat, emitido por el correo
del Principado de Mónaco el 10 de octubre de 2011. 
(Valor facial: 2,40 euros)

Henri Troyat es el nombre que legalizó el prolífico escritor, biógrafo e historiador francés de origen armenio Levón Aslani Thorosián (en armenio: Լևոն Ասլանի Թորոսյան; en ruso: Лев Асланович Тарасов [Lev Aslánovich Tarásov]).

Hijo de una familia adinerada que emigró a Francia en 1917, durante la Revolución bolchevique, tras sus estudios primarios y secundarios en prestigiosas escuelas se licenció en Derecho. Demostró muy pronto, sin embargo, su interés por la literatura y un gran talento. En 1935 su novela Faux Jour obtuvo el premio Eugène-Dabit de novela populista, y en 1938 fue galardonado con el prestigioso premio Goncourt por otra novela, L'Araigne, publicada aquel mismo año. En 1940 comenzó a escribir su primer gran ciclo narrativo, Tant que la Terre durera, basado en sus recuerdos infantiles de Rusia, cuyos siete volúmenes aparecieron entre 1947 y 1950. Llegaría a publicar en vida más de un centenar de obras, entre novelas, biografías y ensayos históricos.

El 21 de mayo de 1959 fue elegido miembro de la Académie française, lo que le consagró como escritor de prestigio. Recibió además varias distinciones, entre las que destacan la Gran Cruz de la Légion d’honneur (2006), y los títulos de Comendador de la Ordre national du Mérite y de la Ordre des Arts et des Lettres (otorgado por el Ministerio de Cultura de Francia).

En su extensa bibliografía narrativa se pueden destacar los siguientes títulos, además de los anteriormente citados, muchos de los cuales están relacionados con la historia de su Rusia natal: La Neige en deuil (1952), las cinco novelas del ciclo Les Semailles et les Moissons (1953-1958), las cinco novelas del ciclo La Lumière des Justes (1959-1963), las tres del ciclo Les Eygletière (1965-1967), las otras tres del ciclo Les Héritiers de l'avenir (1968-1970), otras tres del ciclo Le Moscovite (1974-1975), Le Front dans les nuages (1976), Le Prisonnier n°1 (1978), la Trilogie Viou (1980-1987, formada por tres novelas), Aliocha (1991), Le Défi d'Olga (1995), La Ballerine de Saint-Pétersbourg (2000), La Traque (2006) y La Perruque de Monsieur Regnard (2010).

Merecen mención aparte numerosas biografías, entre las que destacan las de Dostoievski (1940), Pushkin (1946), Tolstói (1965), la emperatriz rusa Catalina la Grande (1977, galardonada el año siguiente con el Prix des Ambassadeurs), Iván el Terrible (1982), Chéjov (1984), Turguéniev (1985), Gorki (1986), Flaubert (1988), Maupassant (1989), Zola (1992), Verlaine (1993), Baudelaire (1994), Balzac (1995), Pasternak (2006) e Iván Goncharov (editada póstumamente en 2012). Por la biografía de Juliette Drouet, la amante de Victor Hugo (publicada en 1997), fue acusado de plagio, y un tribunal lo condenó a pagar 45.000 euros de indemnización a los autores de una biografía anterior (una lamentable sombra en su vida que no fue tenida en cuenta por la Académie, que hubiera debido expulsarlo, atendiendo a su avanzada edad).

Troyat publicó también, entre 1939 y 1966, cuatro colecciones de cuentos. Entre sus obras de ensayo histórico destacan Sainte Russie, réflexions et souvenirs (1956) y La Vie quotidienne en Russie au temps du dernier tsar (1959). Se le deben asimismo dos piezas teatrales, puestas en escena con escaso éxito.

La obra de Henri Troyat alcanzó una enorme popularidad entre los lectores franceses.


Enlaces de interés

- “Henri Troyat” (Académie française, con acceso a bibliografía. En francés).
- “Henri Troyat” (Getty Images. Fotografías del escritor en diferentes épocas de su vida).
- “Henri Troyat (1911-2007)” (IMDb. Filmografía basada en sus obras. En inglés).
- “La bibliographie d'Henri Troyat” (L’OBS, 5.3.2007. En francés).
- “Troyat (ina.fr. Selección de vídeos en los que aparece o relacionados con él. En francés). 
- H. Combis-Schlumberger: “Henri Troyat, une enfance au temps de la révolution russe” (France Culture, 2.3.2017. Entrevista del año 1968, con audio. En francés).
- J. A. González Fuentes: “Henri Troyat en casa de mi abuela” (Ojos de Papel, Castelldefels, 7.3.2007. En español).
- N. Hewitt: “Henri Troyat” (The Guardian, Londres, 7.3.2007. En inglés).
- O. Martí: “Henri Troyat, el más ruso de los escritores franceses” (El País, Madrid, 6.3.2007. En español).
- F. Noiville: “Henri Troyat, écrivain prolifique et populaire, est mort” (Le Monde, París, 5.3.2007. En francés). 
- A. Riding: “Henri Troyat, 95, a Force in French Literature, Dies” (The New York Times, 6.3.2007. En inglés).
- S. Sánchez: “Troyat, biografía de un biógrafo” (La Prensa, Buenos Aires, 5.3.2017. En español).


Bibliografía

- J. Frank: Through the Russian Prism: Essays on Literature and Culture. Princeton University Press, 2010. 312 pp.
- M.-L. Gazarian-Gautier: Henri Troyat: un artisan de la plume. Éditions des Écrivains, París, 2003. 204 pp.
- F. Lehner: “Henri Troyat”, en The French Review. Vol. 17, No. 3 (January 1944), pp. 149-153.
- M. T. Navarro Salazar: Novela histórica europea. UNED, Madrid, 2014. 128 pp.


30 de septiembre de 2017

99. – Charles GOUNOD

(París, 17 de junio de 1818 – Saint Cloud, Isla de Francia, 18 de octubre de 1893)

Sello dedicado a Gounod, emitido por el correo francés el 27 de marzo de 1944. 
(Valor facial: 1,50 + 3,50 francos)

Sello emitido por el correo de Albania en 1993, con motivo 
dcl centenario de la muerte de Gounod. 
(Valor facial: 11 lëke)

Sello dedicado a Gounod y su Faust, emitido 
por el servicio postal de San Marino en 1999,  
(Valor facial: 800 liras / 0,41 euros)

Hijo del pintor François-Louis Gounod, fue su madre, Victoire Lemachois, quien le introdujo en el mundo de la música enseñándole a tocar el piano. Todavía muy joven, estudio armonía con Anton Reicha y más tarde se inscribió en el Conservatorio de París, donde tuvo como maestros a Fromental Halévy y Jean-François Lesueur.

En 1939 compuso la cantata Fernand, con la que obtuvo el Gran Premio de Roma. Aprovechó su estancia en la capital pontificia para estudiar música religiosa, y allí compuso su Requiem (1842) y 
se inspiró para su Messe à 3 voix (1853), el oratorio Tobie (1854) y la Messe solennelle en l'honneur de sainte Cécile (1855).

Al regresar a París, en 1843, fue nombrado organista y músico de capilla de la iglesia de las Misiones Extranjeras, y en 1847 el arzobispo de la capital francesa le autorizó a utilizar el hábito eclesiástico. Se inscribió en un curso de teología, pero tras la insurrección de febrero de 1848 renunció a todo cargo eclesiástico. Al año siguiente escribió su primera ópera, Sapho, que fue estrenada sin mucho éxito en la Ópera de París en abril de 1851.

Entre 1853 y 1860 presidió los Orphéons de París, para los que escribió numerosos coros. Mientras tanto continuó componiendo música religiosa. Después de la tragedia Ulysse (1852) y la ópera La Nonne sanglante (1854), en 1858 dio a conocer la ópera cómica Le Médecin malgré lui, basada en la obra de Molière y escrita en colaboración con el libretista Michel Carré, y al año siguiente obtuvo su primer gran éxito con otra ópera, Faust, de la que se hicieron setenta representaciones en el Théâtre-Lyrique.

Siguieron a esa obra dos óperas cómicas, Philémon et Baucis y La Colombe, ambas de 1860, y en 1862 La Reine de Saba, con escasísimo éxito, que mereció una severa crítica en la Revue des deux mondes, que acusaba al compositor de imitar “a los malos compositores alemanes, como Wagner, Schumann y Mendelssohn”. Gounod desmintió esa feroz crítica en 1867 con el gran éxito de Roméo et Juliette, una de sus composiciones más notables.

En 1870, al estallar la guerra franco-prusiana, se refugió en Londres, donde conoció a la cantante Georgina Weldon, con la que mantuvo una relación de cuatro años. Allí compuso el drama musical Les Deux Reines de France (1872) y la pieza escénica Jeanne d’Arc (1873). Regresó a Francia en 1874, y dos años más tarde dio a conocer en la iglesia parisina de Saint-Eustache la Messe du Sacré Cœur de Jésus. Posteriormente escribió los oratorios La Rédemption (1882) y Mors et Vita (1885).

Además de las citadas, hay que destacar entre sus obras las óperas Mireille (1864, basada en el poema en occitano Mireio, de Frederic Mistral), Polyeucte (1878) y Le Tribut de Zamora (1881), la ópera cómica Cinq-Mars (1877), la Petite Symphonie para instrumentos de viento (1885) y su última composición, la pieza escénica Les Drames sacrés (1893).

Hay quien opina que la obra de Gounod ha resistido mal el paso del tiempo. Lucien Rebatet, un polémico periodista y escritor conocido por su antisemitismo y su colaboracionismo con los nazis durante la segunda guerra mundial, escribió que “después de transcurrido casi un siglo, el bagaje póstumo de Gounod es ínfimo. Nos hallamos lejos del ‘trono de oro sobre el cual recibirá las loas 
de las generaciones futuras’ que le profetizaba Saint-Saëns”; sus óperas, sin embargo, se continúan representando con frecuencia en los más importantes teatros líricos del mundo.


Enlaces de interés

- “Biografía. Charles Gounod” (en slideshare.net. En español, inglés, francés, portugués y alemán).
- “Charles-François Gounod (1818-1893)” (en Naxos. Con discografía. En inglés).
- “Charles Gounod” (en Discogs. Discografía completa, En inglés).
- “Charles Gounod” (en France Musique. En francés).
- “Charles Gounod” (en hagaselamusica.com. En español).
- “Charles Gounod (1818-1893)” (en Classical Archives. Lista completa de su obra. En inglés).
- “Charles Gounod (Francia, 1818-1893)” (en epdip.com. Con audiciones. En español).
- “Charles Gounod Biography” (en The Famous People. En inglés con traducción a otros idiomas).
- “Gounod Charles François, 1818-1893” (en Musicologie, 10.12.2014. En francés).
- “La musique religieuse de Charles Gounod” (en Musica et Memoria. En francés).
- R. Cummings: “Charles Gounod” (en AllMusic. Muy completo. En inglés).
- F. Davin: “Charles Gounod: His life, his works…” (muy completo. En inglés y francés).
- F. Goldbeck: “Charles Gounod: French composer” (en Enciclopædia Britannica. En inglés).

Bibliografía

- Y. Bruley : Charles Gounod. Bleu nuit éditeur, París, 2015.
- H. Busser: Charles Gounod. Éditions et imprimeries du sud-est, Lyon, 1961.
-
G. Condé: Charles Gounod. Fayard, París, 2009.
- N. Demuth: Introduction to the Musec of Gounod. Dennis Dobson, Londres, 1950. (Accesible en línea.)

- T. Flynn: Charles François Gounod: A Research and Information Guide.
Rouledge, Nueva York y Londres, 2009.
- J. Harding
: Gounod. Allen & Unwin, Nueva York, 1973.
- S. Huebner: Les opéras de Charles Gounod. Actes Sud, Arles-París, 1990.
- P. Landomy: Gounod. Gallimard, París, 1942.

8 de septiembre de 2017

98. – MUSEO DE ANTROPOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE COLUMBIA BRITÁNICA - MOA, Vancouver (Canadá)

Sello dedicado al Museo de Antropología de Vancouver, emitido
por la Administración 
Postal de Canadá el 9 de marzo de 1999. 
(Valor facial: 46 centavos de dólar)

Fundado en 1947 e inaugurado oficialmente en 1949 para “investigar, preservar y exhibir objetos 
y expresiones de la creatividad humana y promover la comprensión y el respeto de las culturas 
del mundo”, según el documento que impulsó su creación, este museo se instaló inicialmente en los sótanos de la Universidad de Columbia Británica, en la ciudad canadiense de Vancouver.

Las colecciones del museo, compuestas por cerca de 540.000 piezas, se encuentran actualmente 
en un nuevo edificio inaugurado en 1976, diseñado por el arquitecto y planificador urbano Arthur Erikson, que se inspiró en las construcciones de entramado de madera de los antiguos pobladores 
de la costa noroccidental del Canadá, pero utilizando hormigón en su estructura. El edificio acogió también el valioso legado de Walter Koerner, consistente en numerosas piezas de arte cerámico europeo, que constituyen una exposición permanente (la Galería de Cerámica Koerner).

El museo exhibe el cincuenta por ciento de sus colecciones, algo excepcional, puesto que los museos suelen mostrar apenas un cinco o un diez por ciento de los objetos que poseen. Además de hallazgos arqueológicos de culturas indígenas de todo el mundo, presenta una amplia colección de obras del escultor Bill Reid, de ascendencia materna haida; la más destacada de estas esculturas de madera es El gran cuervo y los primeros hombres, representada a la izquierda del sello. Otros objetos valiosos del museo son una figura de cerámica procedente de México, datada alrededor del año 100 antes de nuestra era, y una escultura tamil de bronce de mediados del siglo XV, que representa a una diosa.

Además del museo propiamente dicho, se hallan vinculados a él la Red de Investigación Recíproca (RRN), en la que están representadas varias instituciones indígenas; el Centro de Investigaciones Culturales, con salas de investigación, una biblioteca y un depósito de colecciones de vanguardia, y
las llamadas “galerías de multidiversidad”. En el Gran Salón del edificio hay numerosos fragmentos de tótems haida y de otros pueblos originarios de la región.

Son de especial importancia las colecciones asiáticas (que representan el 40 % del fondo etnológico
y artístico del MOA), africanas (más de 2800 objetos, que incluyen piezas de arte mortuorio del antiguo Egipto) y de las islas del sur del Pacífico.

Por otra parte, la biblioteca y los archivos de Audrey & Harry Hawthorn, de finales del siglo XIX, accesibles al público y a los investigadores, atesoran unas noventa mil fotografías clasificadas por culturas, temas etnográficos y acontecimientos históricos.

En enero de 2010 el museo se amplió con una nueva ala de investigación, dotada de laboratorios, estudios de grabación y aplicaciones de las nuevas tecnologías, y en ella se instaló la Galería Audain, que acoge exposiciones temporales.


Enlaces de interés

- MOA (página oficial. En inglés).
-
MOA (blog. En inglés).
- MOA. The Collections (en inglés).
- “Museum of Anthropology” (en The Canadian Encyclopedia. En inglés y francés).
- “Museum of Anthropology” (en YouTube. Vídeos).
- “Special Aga Khan Museum collection on display at Vancouver's Museum of Anthropology” (en Daily Hive, Vancouver, 11.5.2017. En inglés).
- C. Chiang: “UBC Museum of Anthropology takes on an Asian focus” (en Vancouver Sun, 10.0.2015. En inglés).
- C. Gualtieri: “Il museo di antropologia come museo culturale: il caso del MOA di Vancouver” (en Altre Modernità, Milán, Vol. 5, N. 3, 2011. En italiano).
- D. Lynch: “Inside Vancouver’s UBC Museum of Anthropology (MOA)” (en TripSavvy, 17.5.2016. En inglés).
- A. Shelton: “Questioning locality: the UBC Museum of Anthropology and its hinterlands” (en Etnográfica, Lisboa, vol, 11, 2, 2007. En inglés).
- J. Werb: “Arthur Erickson supporters make plea for reflecting pool at Museum of Anthropology” (en Georgia Straight, Vancouver, 27.5.2009. En inglés).

Bibliografía

- K. Duffek: Bill Reid: Beyond the Essential Form. Vancouver, The University of British Columbia Press, 1986.
- C. E. Mayer y A. Shelton: The Museum of Anthropology at the University of British Columbia.
University
of Washington Press, Seattle, 2009.